Lo que no se dice sobre la Marihuana

Tal y como hemos comentado en otros artículos, hablar de los problemas que acarrea el consumo de marihuana en Chile es como “nadar contra la corriente” ya que hay mucha visibilidad en los diferentes medios de comunicación sobre los supuestos beneficios que trae esta planta para las personas y poco sobre los riesgos que conlleva, sobre todo en adolescentes.

 

¿Que sucede en nuestro país?:

 

Según indican un informe entregado por el Colegio Médico Chileno, se estima que alrededor de 1 de cada 3 adultos ha consumido marihuana alguna vez en la vida y que el 15% la ha consumido en el último año.

 

Una cifra que también es alarmante es el aumento del 215% de su consumo en los últimos 6 años. Esto sin lugar a dudas tiene mucha relación con la disminución de la percepción de riesgo y el aumento de la percepción de accesibilidad. Sólo en nuestro país con esto del debate sobre la Ley de cultivo Seguro ha generado una sobre exposición de artículos más a favor del consumo y legalización de Cannabis que aquellos que objeten su uso y cultivo.

Esto no necesariamente tiene que ver con lo inocuo de esta sustancia.

 

¿Hoy la marihuana es más dañina?

 

 

Chile tiene el consumo de Marihuana en escolares más alto del mundo . El récord que ostentamos es que 1 de cada 3 escolares chilenos consumieron Marihuana en el último año. (Estudio SENDA).

 

La percepción de lo “natural” por ende inofensiva sigue primando en muchos adultos que alguna vez en su juventud la probaron o vieron a alguien cercano que consumía. El problema es que la potencia que hoy tiene esta planta respecto a lo que se consumía antiguamente es mucho mayor, ya que ha aumentado en prácticamente todos los lugares del mundo, medida a través de la concentración de THC y THC/CBD.

Según indica el informe del Colegio Médico, en las muestras analizadas el 2013 y 2017 aumentó la concentración de THC en un 131% y no se encontró CBD cannabidiol (el componente protector de muchos de los efectos)en ninguna de las muestras analizadas.

 

 

¿La puerta de entrada?

 

La marihuana es la droga principal de abuso en el 46% de las personas que entran a tratamiento.

Esto en América en general, siendo aún mayor en Chile según datos del Senda. La cifra  es categórica, el 61% de las personas que entraron a tratamiento en SENDA a través del Programa de tratamiento para niños, niñas y adolescentes con consumo problemático de alcohol y otras drogas durante el primer semestre del año 2018, fueron por marihuana.

Esta proporción es aún mayor a más tempranas edades.

 

 

 

Los más vulnerables:

 

Los adolescentes están en un período de exploración de muchas cosas, dentro de ellas puede ocurrir que en su grupo alguien les de a probar marihuana. A muchos padres les preocupa el hecho de que su hijo o hija frente a este hecho pueda decir que “no”, ello va a depender de variados factores.

 

Sin embargo hay chicos o chicas que, para validarse con el grupo, aceptan el desafío. El gran problema ocurre cuando esto comienza a reiterarse, probar es una cosa muy diferente a consumir de manera esporádica o habitual, esto podría tener graves consecuencias para el joven.

 

Los estudios muestran que entre el 9 y el 30% de los consumidores de marihuana desarrollan un trastorno por consumo de cannabis.

Este riesgo aumenta en 4 a 7 veces entre los que inician el consumo antes de los 18 años y al 25-50% entre los que consumen marihuana a diario.

 

Existe evidencia que sugiere que el uso de marihuana precede el uso de otras sustancias lícitas e ilícitas, y el desarrollo de una adicción a otras sustancias.

 

El estudio SENDA del año 2009, con una muestra de alumnos de 13 a 18 años, mostró que el riesgo de consumir drogas como cocaína o pasta base es dos veces mayor para individuos que previamente han experimentado con la marihuana.

 

 

¿Y el tema salud?

 

El Colegio Médico ha sido bastante enfático en su postura respecto del la Ley de Cultivo Seguro: “Como médicos no estamos dispuestos a indicar sustancias sin el respaldo de eficacia, seguridad y calidad necesario para hacerlo de manera responsable y respetando los principios éticos básicos que nos exige nuestro quehacer, más aún cuando se trata de sustancias con conocidos efectos negativos sobre la salud de las personas”.

 

El informe entregado por el Gremio en su última sesión, expresa el total desacuerdo con la iniciativa, “pues no da resguardos necesarios para un tratamiento adecuado, seguro y basado en la evidencia,  para las personas que buscan en la marihuana la solución a un problema de salud no resuelto por el sistema”.

 

El documento señala que “La evidencia científica disponible hasta la fecha describe una serie de daños directos e indirectos que pueden aparecer con el consumo de marihuana, así como de sus componentes aislados”. Si bien el riesgo es mayor en ciertos grupos, como niños, adolescentes y personas con trastornos psiquiátricos, se puede dar en cualquier persona y a cualquier nivel de consumos.

 

 

Un tema de familia

 

La manera de enfrentar las aprehensiones sobre un posible consumo de marihuana en nuestros hijos es conversando en familia sobre los efectos que puede tener este tipo de sustancias en niños y jóvenes.

 

Hoy los adolescentes tienen cada vez más acceso a información, lo que no quiere decir que accedan al conocimiento. Por ello usted trate de instruirse sobre los efectos que acarrea el uso de marihuana, que diferencias hay entre lo que la gente cree y lo que realmente es el THC y el CBD cannabidiol, por qué este tipo de sustancias puede representar un daño en el cerebro en desarrollo de un adolescente.

 

Estos son sólo algunos datos ya que hay mucha evidencia que dice relación con cambios en el estado de ánimo, la memoria, la salud pulmonar y la disminución de neuronas.

 

Converse abiertamente con sus hijos sobre éste y otros tema, fomente el deporte, la vida saludable, los encuentros familiares y por sobre todo escúchelos, acompáñelos y sea un buen ejemplo a seguir.

 

También le puede interesar:

Marihuana en universitarios

Adolescentes en riesgo

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *